“Mira profundamente en la naturaleza y entonces comprenderás todo mejor”
Albert Einstein

La dicha de ser abuelo: Felicidades a todos

Escribió Alex Haley, escritor estadounidense, “Nadie puede hacer por los niños lo que hacen los abuelos: Salpican una especie de polvo de estrellas sobre sus vidas”. Como abuelo ya de un niño que es mi motor y alegría, debo decirles que nunca me imaginé la dicha que representa este rol en la vida.

En el andar de mi camino, he tenido muchas satisfacciones, sin embargo, es mi familia mi más grande tesoro sin dudarlo un minuto. Y ante esta alegría que hoy me cubre por pasar junto a mi nieto el primer día del abuelo de mi vida, quiero compartirles estas líneas.

Un nieto es una inyección de vida, gracias a quienes han estado pendientes de nuestras aventuras, las muestras de agradecimiento y cariño que leo por redes sociales cuando subo fotos con él me dan bríos para enfrentar cualquier reto que venga.

Les comparto que siempre que cargo a mi nieto, recuerdo la primera vez que cargué a mis hijos, frágiles como él, y el gozo que representó sentirlos y olerlos por vez primera. Y es que, como padre, con mucha menos experiencia en tu camino, fuiste el mejor que supiste ser: lo diste todo por tus ellos, sí, pero también tenías tus miedos, los criabas con la constante preocupación de si hacías lo correcto

Con tu nieto las cosas cambian, lo disfrutas al máximo, de una forma distinta, te vuelves cómplice de travesuras, sin importar que aún no sepan ni hablar. Ves el amor a través de sus ojos, quienes son abuelos me entenderán.

En nuestro país, el día del abuelo sefestejael 28 de agosto y según algunos historiadores su origen se remonta a las épocas de Lázaro Cárdenas, quien quería una fecha especial para celebrar a los abuelos, otros dicen que su celebración reciente se remonta a la década de los 90 gracias al programa del locutor de radio, Edgar Gaytán.

Lo cierto es que si bien no sabemos la fecha exacta, los abuelos, como diría Rudy Giuliani, “proveen en abundancia. Dan amor incondicional, amabilidad, paciencia, humor, comodidad, lecciones de vida. Y lo más importante, galletas”, mi nieto lo sabe.
Felicidades a todos los abuelos de México.